Historia de Cúllar

Pasado Histórico

 

La historia de Cúllar viene definida por un factor fundamental como es su situación geográfica entre la zona levantina y la andaluza. Prácticamente todas las culturas que pasaron por la península han dejado su huella en el pueblo de Cúllar. Esta zona ha sido asentamiento del hombre desde épocas prehistóricas. Muestra de ellos es el yacimiento encontrado en Cúllar, considerado uno de los más antiguos de España, datable en unos 800.000 años.

 

Ya en la Edad de Cobre, 500 años a.c. se documentan intercambios comerciales, así como el hallazgo del Ídolo del Malagón, una pequeña estatuilla de marfil que perteneció a antiguos pobladores de la Edad del Cobre. Posteriormente, el trazado de unas principales vías romanas, la Vía Augusta pasaba por el municipio de Cúllar. En el año 985 acampó aquí el gran Almanzor, llamado el “Victorioso” y desde esa fecha dependió, según etapas, del Reino de Murcia o del Nazarí de Granada. En la época árabe, Cúllar sufrió continuas conquistas y reconquistas, esta época se ve finalizada el 9 de junio de 1488 con la conquista de los Reyes Católicos, aunque cuatro años más tarde, El Zagal, la arrasó e incendió.

 

Con la conquista castellana el pueblo cambia totalmente, aunque continuaba habitado fundamentalmente por moriscos. Definitivamente cristiana, pasó a depender de Baza por privilegio real y en 1620 le fue concedida municipalidad independiente. Aunque tras la sublevación de los moriscos en 1568 quedó casi despoblada. Entonces se procedió a la repoblación con colonos cristianos venidos de diversas regiones de España. En 1628 se constituyó como municipio independiente, aunque en 1639 una rica familia de comerciantes genoveses se hicieron cargo de la deuda contraída con Baza a cambio de convertirse en los dueños del recién creado Señorío de Cúllar, que duraría hasta comienzos del siglo XIX. En 1810, Cúllar fue escenario de la derrota de las tropas hispano-británicas a manos del ejército Napoleónico. Un año después, en 1811, dejó de ser un señorío gracias a un decreto aprobado por las Cortes de Cádiz.

 

Emitología

 

Significado del término:

Autores de todos los tiempos han convenido determinar el origen del término en voz latina Collia (Collado), para gargantas, salientes y pequeños montes. De ahí nombres geográficos como Alcolea, Aznalcóllar, Cuéllar, Cullar, Cúllar Vega o Cúllar, todos próximos o inmersos en zonas de pasado natural entre relieves. De ésta se daría cierta transición a una voz árabe similar a Qúllar, habiéndose indicado en ocasiones este término como “terreno elevado” aunque aquí, queda mencionado su origen romano previo.

Inicia sesión para enviar comentarios

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y su experiencia de usuario. Ver política